Skip to main content

El tribunal superior de justicia del País Vasco da la razón a Herriaren Eskubidea y anula el convenio firmado por la anterior corporación y URA

Imagen: Google Street View

Esta semana se ha hecho pública la sentencia del TSJPV que anula el convenio firmado la pasada legislatura por el Ayuntamiento de Durango y URA (Agencia Vasca del Agua), para derribar con dinero público este edificio. La sentencia recalca que no se siguió el procedimiento legal correspondiente, por lo que lo considera nulo.

La demanda que presentó en 2018 Herriaren Eskubidea, partido municipalista e independiente, impidió que se derribara este edificio de propiedad privada con dinero público. Este derribo suponía para el Ayuntamiento de Durango un desembolso de casi 450.000€ de las arcas públicas, para costear la demolición del edificio privado.

En relación a la sentencia, “denunciamos tanto en las comisiones como en el pleno del Ayuntamiento que se estaban haciendo las cosas de manera irregular. El gobierno de PNV y PSE hicieron caso omiso. Por ello, tuvimos que recurrir a los juzgados para defender los intereses de las y los durangueses. Ese fue nuestro compromiso cuando lanzamos la candidatura municipalista, y no hemos dudado nunca en poner nuestros propios medios para hacerlo” han señalado desde la formación municipalista.

Actualmente, el equipo de gobierno, del que forma parte Herriaren Eskubidea, se encuentra negociando un nuevo convenio con los propietarios del inmueble para que procedan a su demolición y recuperar el espacio para la ciudadanía.